lunes, 8 de febrero de 2010

La rueda de la vida

Es bueno saber que la solidaridad y la bondad no pasan por dar alimento o correr una maratón. La ayuda que uno pueda brindar puede ser dada de mil maneras. Esta es la manera en que hoy, yo decidí ayudar. (Y la única que puedo físicamente). Me pone contenta saber, que cada uno de los que leen este blog pueden reenviarlo, leerlo y sentirse identificados, practicar la empatía y pueden por sobre todas las cosas, aliviar un corazón herido. Todas aquellas Mamas y Papas que hoy sufren, encontrarán en este blog un camino de esperanza.
En el inicio, yo estaba como ustedes, llena de tristeza y amargura. Hoy, y no hace mucho que pasé por lo que ustedes están pasando, decidí apostar a la vida, a crecer como persona y a transmitir mi mensaje. También creo que compartiendo lo que sentimos el dolor disminuye. Cada comentario que ustedes dejan, cada palabras que ustedes se llevan que los hace sentir mejor, gratifica mi corazón y disminuye mi tristeza El solo hecho de ayudar a una persona va llenando el vacío que dejo Isabella al partir. Hoy quiero llenar este vacío que tengo tratando de ayudar a través de las palabras.
Ayer vi. una película y me quedo sonando mucho una frase que es mi guía hoy. Quisiera compartirla con ustedes, hagámosla rodar para que siga aliviando aquellas penas que día a día nos van acompañar.
..."Agradezco a los Dioses cualesquiera que sean, por mi alma inconquistable. Soy el maestro de mi destino. Soy el capitán de mi alma"... William Ernest Henley

1 comentario:

rubiadejimani dijo...

Hola! Hace un par de dias encontré tu pagina web. Yo me llamo Yoka, soy belga pero vivo en Republica dominicana. el 12 de octubre 2009 perdimos a nuestra primera hija, Yael, a 37,5 semanas de embarazo. Hubo un fallo con el cordon, segun lo que me dicen mis doctores y patologia.

tengo también un blog rubiadejimani@livejournal.com, pero escribo en Ingles alla.

la razon por que te escribo es que justo hace un par de dias vi tambien la pelicula a que refieres - invictus. Genial a mi opinion. Sin embargo, no son palabras de Mandela, sino son las ultimas frases de una poema escrito por William Ernest Henley, llamado Invictus.

Estaré leyendo tu blog.. a ver como salimos de este estado de dolor y tristeza, no?!

Un abrazo desde dominicana.

International Babylost Mothers Day- INCREIBLE